Tutorial de Halloween: fantasmita de tela

Halloween en tresele

En  una buena fiesta de Halloween nunca pueden faltar unos fantasmas que den más o menos miedo. Nosotras os traemos unos muy monos y muy sencillos de hacer. Por supuesto los podéis hacer de diferentes tamaños, dependerá si queréis tener uno grande que capte la atención, una guirnalda de fantasmas o si los queréis colocar en maceteros y jarrones clavados en un palito de madera. Pueden quedar muy bien de cualquier manera.

No necesitaréis más de 10 minutos, como muchísimo, en hacer cada uno de ellos. Con estos fantasmas y los fofulápices vuestras fiestas van a quedar preciosas. ¡Manos a la obra!

 

Fantasmita de tela para Halloween

Materiales:

  • Trozo de tela cuadrado
  • Bola de porexpán (el tamaño dependerá de lo grande que queráis hacer el fantasma y también condicionará el tamaño de la tela)
  • Ojos autoadhesivos
  • Bolígrafo o rotulador permanente
  • Pistola de pegamento termofusible.

 

Elaboración:

1. Envolvemos la bola de porexpán con el trozo de tela y lo sujetamos con un hilo o con una goma blanca. Recomendamos que la tela sea lo suficientemente grande como para dejar al fantasma una falda larga, si no es así, nos quedará muy cabezón.

 

Fantasmita de tela para Halloween

Fantasmita de tela para Halloween

 

2. A continuación pegamos los ojos con la termofusible. Nosotros hemos elegido ojos movibles porque nos parecen más graciosos pero hay infinidad de modelos y de tamaños, así que dejad volar vuestra imaginación. Los pegamos con pegamento porque aunque son autoadhesivos, su propio pegamento es muy débil y si pueden caer.

 

Fantasmita de tela para Halloween

Fantasmita de tela para Halloween

 

3. Pintamos la cara del fantasma con el rotulador permanente. Aquí os volvemos a animar a dejar volar vuestra imaginación. Haced un fantasma sonriente, enfadado, asustado o picarón. Hay también ojos con párpados que os pueden ayudar con la expresión del fantasma.

 

Fantasmita de tela para Halloween

 

Ya tenéis un sencillo y rápido fantasma. Pasando un hilo por la cabeza con una aguja podéis unir varios y formar una guirnalda para decorar muebles, marcos, pasillos o puertas. Pero si preferís clavarlo en un palo quedará fenomenal en las macetas y centros de vuestras casas.

 

Fantasmita de tela para Halloween

Deja un comentario