Muñeca de trapo II

Muñeca de trapo II

Volvemos de las vacaciones para prepararlo todo antes de la llegada de los Reyes Magos. En mi casa siempre hemos sido más de los tres hombres en camello, que del gordito vestido de rojo. Lo de seguir a una estrella y la multiculturalidad que se gastan, sumado a lo exótico de los camellos, es una conquista asegurada en mi casa.

Ya está casi todo a punto: al árbol bien luminoso, el licor y los polvorones en la mesa para el trío de magos y el pan y el agua para los camellos, que aún no sabemos cómo, pero cada año se las apañan para llegar hasta el séptimo piso donde vivimos. Nosotros ya escribimos la carta en su momento y lo tenemos todo bien atado, pero para quienes aún les falte un regalito y estén pensando en esa sobrina o sobrino a los que no quieren regalar ropa y no acaban de acertar con el juguete, aquí os damos una idea: una muñeca de trapo.

Muñeca de trapo II

Creo que las muñecas de trapo siempre son un acierto porque las de porcelana pueden dar mucho miedo y los Nenuco, a su modo, también. He de decir que nunca he sido fan de los muñecos que imitan a los bebés de verdad, a los que se supone que hay que cuidar interpretando el rol de madre/padre entregada/o a sus hijos y la casa. Yo he sido siempre más de juguetes que se cuidaran solos y que, por supuesto, no llorasen al quitarles el chupete (eso y los ojos con párpados que subían y bajaban me daban muuuy mal rollo). Por su parte, las muñecas de trapo son muy lindas y sirven tanto para decorar, como las de porcelana, pero de una forma más dulce; como para jugar.

Ya os enseñamos una muñeca de trapo que mi querida madre le hizo a mi prima recién nacida. Carlota aún no está en edad de jugar con ella, cumplió la semana pasada un añito, pero la muñeca descansa en su cuarto hasta que mi prima pueda darle uso. De momento, lo único que usa, es su gorrito, que a mi prima le queda estupendamente.

Muñeca de trapo II

Esta otra muñeca se hizo más o menos por la misma fecha del año pasado. Es menos de bebé y está llena de detalles. A mí particularmente me encanta el pelo hecho de lana (ideal para que los niños le hagan peinados sencillos) y el vestido, que lleva forro y todo. La carita la pintó mi hermana, y a mi madre no se le olvidaron ni los calcetines a juego con la chaquetita.

Muñeca de trapo II

Muñeca de trapo II

Muñeca de trapo II

Muñeca de trapo II

Un regalo perfecto para los más pequeños de la casa. Hecho a mano y con muuuucho encanto.

¡FELICES REYES!

Deja un comentario