Tresele

Abanicos flamencos

Abanico flamenco

En Tresele no dejamos las referencias flamencas. Ya os enseñamos la primera fofucha flamenca que hicimos, una muñeca muy divertida, vestida de corto a la que no le faltaban abanico, peineta y unos pendientes bien grandes. Y también hicimos un post sobre los broches de zapatos flamencos, con diseños de muy diferentes colores para el zapato de mujer y uno aparte de hombre que le hizo mi madre al único bailarín hombre de su grupo de baile.

Esta es una de esas cosas que, por mucho que una escuche a Queen, David Bowie o Extremoduro, se lleva en la sangre y es inevitable arrancarse por palmas cuando suena una buena bulería. Mi madre, que todo eso lo lleva más dentro que nadie en la familia, le da su toque flamenco a los artículos que se lo permiten, y este venía al dedo: broches de abanicos.

Los broches son pequeños, por eso impresiona aún más el nivel de detalle. Ella le dio su toque personal a todos y cada uno de ellos. Están hechos en fieltro, rellenos de guata y cuentan con puntilla en el extremo, abalorios cosidos a mano, cuentas de colores y bordados que simulan las varillas del abanico. Cada diseño es diferente, ¿cuál os gusta más?

Abanico flamenco

Abanico flamenco

Abanico flamenco

Abanico flamenco

Abanico flamenco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Abanicos flamencos”